El ICA y Fedepalma trabajan conjuntamente para controlar la PC
  • En el país son  aproximadamente  80.000 las hectáreas de palma de aceite afectadas por pudrición del cogollo,  PC.
  • En el Magdalena hay cerca de 60.000 hectáreas dedicadas a la siembra de la palma de aceite.
  • Hasta el momento hay 13.793 hectáreas registradas ante el Instituto en el departamento.

Santa Marta,  junio 20 de 2016.

Con el fin de mantener el estatus fitosanitario del país, el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, y la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, adelantan actividades para prevenir y controlar la propagación de la pudrición del cogollo en el departamento del Magdalena. Gracias a estas actividades se han detectado 4.500 casos de palmas de aceite afectadas por esta enfermedad en la región.

Funcionarios del ICA han realizado vigilancia en 5.838 hectáreas de palma de aceite en el Magdalena, a través de visitas de inspección, vigilancia y control de riesgos fitosanitarios, con las cuales se identifican los casos positivos y se dictan las disposiciones necesarias a los productores para disminuir la presencia de esta enfermedad.

“En la actualidad se han identificado 4.500 palmas afectadas por la pudrición de cogollo en los municipios de Fundación, El Retén, Aracataca y Zona Bananera, los cuales están siendo objeto de monitoreo constante por el ICA y la mesa de trabajo de la pudrición el cogollo, que involucra a núcleos palmeros, Cenipalma y Fedepalma”, expresó Carlos Manjarrez, líder de palma de aceite del ICA en el Magdalena.

De igual manera, el ICA brinda acompañamiento a los productores a través de jornadas de educomunicación, en las cuales se realizan días de campo y socializaciones de la normatividad vigente en el cultivo de palma de aceite.

Mediante el manejo integrado del cultivo, detección temprana y tratamiento oportuno de nuevos casos, la presencia de esta enfermedad puede ser controlada. Por tal motivo, el ICA recomienda a los productores de palma de aceite evitar los encharcamientos por periodos prolongados, efectuar una correcta nutrición vegetal en los cultivos, realizar periódicamente censos sanitarios palma a palma, eliminar de forma correcta las plantas afectadas que presenten estado avanzado de la enfermedad, y seguir las recomendaciones del Instituto, con el fin de mantener la sanidad y la productividad de los cultivos. 

Fuente: Instituto Colombiano Agropecuario, ICA